Procesión del Cristo de Mayo

El pasado lunes 13 de mayo se llevó a cabo en el centro de la ciudad de Santiago la tradicional procesión del Cristo de Mayo. La imagen del señor de la agonía, que se encuentra en la Iglesia de San Agustín se hizo célebre tras el terremoto de mayo de 1647, el que por las crónicas fue descrito como de los más estrepitosos, dejando en el suelo, casi por completo a toda la ciudad. El Cristo de mayo, sin embargo, permaneció intacto, con la única alteración de haber descendido la corona de espinas a su cuello. Fue entonces cuando la devoción por esta imagen comenzó y se mantiene hasta el día de hoy.

Alrededor de la siete de la tarde comenzó a aglomerarse la gente dentro de la iglesia, esperando el inicio de la procesión rezaban Ave Marías y prendías sus velas. La imagen comenzó a moverse, siendo seguida por los fieles que gritaban consignar de ¡Viva el Señor de mayo! Luego de salir del templo la imagen comenzó a recorrer las principales calles del centro, pasando por el Paseo Ahumada y llegando a la Plaza de Armas. Aquí la procesión se detiene para que los fieles recuerden lo sucedido la fatídica noche del 13 de mayo y recen por las almas de quienes perdieron la vida en ese terremoto y en todos los ocurridos en nuestro país.

Finalmente, y seguido por la multitud de fieles, el Cristo de la agonía retornó hacia su morada en el templo de los agustinos, donde fue recibido con el himno nacional, y se agradeció por haberse podido llevar a cabo la procesión otro año más y por el regreso a salvo de la imagen.

 

xtomayo1

 

xtomayo2

 

xtomayo3

 

xtomayo4